La edad y el suelo nos marcan los pasos

Las casi nueve hectáreas de viñas que cultivamos están situadas en Anguix (Burgos), entorno a los 810 metros de altitud. Es un paraje formado por muchos valles y cerros. El ciclo vegetal es corto, en primavera y a finales de verano hay un alto riesgo de heladas, los veranos son calurosos y secos, con un cambio importante entre las temperaturas diurnas y nocturnas. Las precipitaciones rondan los 430mm al año. Los suelos son francos de profundidad media, arcillosos con vetas calizas y arenosas.
Tras un intenso trabajo de forma tradicional (poda en seco, estallado, 2ª mano de estallado, desnietado, aclareo de racimos) en todas nuestras parcelas, obtenemos unos rendimientos muy limitados, que son la base de nuestros vinos.
Foto